aish-proloader-150

Estados Unidos arrastrado poco a poco a una guerra inminente

En medio de una creciente tensión en los Estados Unidos con las elecciones presidenciales de cara, a la administración de Joe Biden le preocupa cada vez más que el creciente conflicto lo pueda arrastrar a una guerra por los intercambios de proyectiles entre Israel y Hezbolláh.

Amos Hochstein, asesor diplomático, informó que su visita a Israel es con el propósito de reducir las tensiones entre ambos grupos, intentando evitar que el conflicto se pueda expandir por toda la región, provocando su entrada en la guerra.

Algunos funcionaros declararon a la cadena de noticias CBS que interpretan la intensificación de los ataques en territorio libanés como una medida preparatoria para un ataque a gran escala, temiendo que se inicie una guerra con el Líbano para la que Israel necesitaría el apoyo de Estados Unidos con el fin de ganar.

Según CBS, los funcionarios están preocupados de que la respuesta de Hezbolláh intensifique y resulte en una guerra no intencionada, ya que el intercambio de cohetes ha creado nuevas barreras en la frontera norte, mientras que los acuerdos de alto al fuego con rehenes se han estancado.

Un funcionario de la administración Biden dijo: “lo más importantes sobre la liberación de rehenes y el acuerdo de alto al fuego que está sobre la mesa ahora es que, si se logra, puede tener un impacto en la frontera norte, por lo que es una oportunidad para poder poner fin a este conflicto por completo”.

Tras la muerte de Sami Taleb Abdullah, un alto funcionario de Hezbolláh, las tensiones incrementaron, siendo así que el pasado miércoles durante la festividad de Shavuot, los civiles tuvieron que correr a los refugios ya que se lanzaron aproximadamente 250 cohetes hacia el norte de Israel.

La poderosa eliminación de Abdullah, miembro de mayor rango de Hezbolláh eliminado, preocupa a sus funcionarios y combatientes, ya que ahora entienden que las FDI saben mucho más sobre ellos, además, indican que su operación no es tan segura y hermética como creían, ya que su sistema de inteligencia fue intervenido, al punto que pudieron eliminar a un combatiente de sector tan importante.

Por su parte, Estados Unidos ha trabajado arduamente reduciendo el riesgo que enfrentan sus tropas en Siria, Irak y Jordania, evitando que cualquier error o accidente pueda arrastrarlos a una respuesta inminente que pueda desatar un conflicto mayor.