aish-proloader-150

Israel aprueba 5,300 nuevas viviendas en Cisjordania

El gobierno israelí aprobó la construcción de 5,295 viviendas nuevas en asentamientos a lo largo del territorio de Cisjordania ocupada, así como la legalización de tres nuevas colonias, luego de anunciar la declaración como estatales de 1,200 hectáreas de tierras palestinas en el Valle de Jordán, marcando así la mayor incautación de territorio desde los noventa.

En plena campaña declarada por el Gobierno israelí, la autorización de viviendas pretende acelerar la colonización y anexión de Cisjordania, evitando de esta forma el asentamiento de un nuevo territorio palestino que ponga en peligro a la población israelí, tal como lo ha sido la Franja de Gaza desde su desconexión en 2005.

El plan fue aprobado por el Consejo Superior de Planificación, sin embargo, la construcción en asentamientos de territorio ocupado es ilegal de acuerdo con las normas internacionales, no obstante, Israel sólo reconoce como ilegales los puestos de avanzada, aunque muchos de ellos han terminado legalizándose bajo el mandato de Benjamin Netanyahu.

La colonización de Cisjordania se ha acelerado desde que Bezalel Smotrich, un ultranacionalista y colono, tiene el mandato de la Administración de Asentamientos dentro del Ministerio de Defensa, promoviendo estos planes desde dentro de la entidad política.

En esta ocasión, el Consejo Superior de Planificación legalizó tres de los puestos de avanzada, Kedem Arava, Mahane Gadi y Givat Hanan, anexándolos a asentamientos ya existentes y llamándolos nuevos barrios; de igual forma, se legalizó la ampliación de viviendas de Neria, Gvaot y Yakir.

“La construcción en Judea y Samaria son parte de la victoria y de las lecciones aprendidas el 7 de octubre. Tiene que haber comunidades judías fuertes y en desarrollo en el corazón del país, Son las que mantienen alejado al estado terrorista de Hamas”, Israel Ganz, líder del Consejo Yesha en una conferencia de prensa.

Israel ocupó Cisjordania después de la guerra de los Seis Días en 1967, y desde entonces la construcción de asentamientos no ha parado, sin embargo, se ha acelerado notablemente en los últimos años, en donde ahora viven más de medio millón de colonos israelíes.