aish-proloader-150

Masoud Pezeshkian, nuevo presidente iraní

El fin de semana se llevó a cabo la segunda vuelta de las elecciones presidenciales de Irán, luego de que el presidente Ebrahim Raisi muriera en un accidente de helicóptero el 19 de mayo.

Después de una reñida contienda electoral, el candidato reformista Masoud Pezeshkian ganó el mandato del país, superando al candidato Saeed Jalili. Con su victoria, Pezeshkian promete acercarse a Occidente y mejorar la relación con otros países luego del aislamiento vivido con el Ayatolah previo.

Pezeshkian es un reformista, médico cirujano cardiaco, tiene 69 años y se ha desempeñado en distintos cargos como viceministro de Salud y ministro de Salud durante la presidencia de Mohammad Khatami.

En su campaña electoral, Masoud prometió a la población que mejoraría la relación con países de Occidente, y que terminaría con el aislamiento vivido con el previo Ayatolah, sin embargo, asegura que no habrá cambios radicales en la teocracia chiita de Irán.

El virtual presidente electo prometió flexibilizar las relaciones con el Occidente, teniendo un retorno al acuerdo atómico mundial, y minimizando de forma moderada la aplicación de la ley del Hijab.

“Estamos perdiendo el apoyo de la sociedad debido a nuestro comportamiento, los altos precios, el trato que damos a las chicas y porque censuramos internet […] La gente está descontenta con nosotros debido a nuestro comportamiento” Pezeshkian en un debate televisado.

Dentro de sus objetivos electorales, Pezeshkian pretende revivir la debilitada economía, terminar la mala gestión y la corrupción estatal, y de igual forma, terminar con las sanciones estadounidenses a través de actos y negociaciones con el Occidente.

A pesar de todas estas promesas y objetivos, el poder de Pezeshkian se encuentra limitado por los Jamenei, por lo que muchos iraníes dudan de que la teocracia gobernante le permita realizar los cambios importantes que desea hacer en el país.