aish-proloader-150

¿Próxima presidencia en México, podrá ser una judía?

De cara a una de las más grandes elecciones en la historia de México, nos encontramos con 3 candidatos preparados para ocupar el cargo de presidencia por los próximos seis años.

Claudia Sheinbaum, Xóchitl Gálvez y Jorge Álvarez Máynez son los tres candidatos que entre debates, mítines, conferencias, pláticas y campañas han competido por el cargo, inclusive se han lanzado a un recorrido en territorio nacional, con la mera intención de convencer a los votantes y que los elijan.

¿Qué dice la encuesta Mitofsky?

En la más cercana encuesta Mitofsky, aplicada entre el 3 y el 6 del mes en curso, se reveló que Claudia Sheinbaum, la exjefa de Gobierno de la Ciudad de México, se encuentra a la cabeza de las elecciones como la candidata preferida por el pueblo mexicano, sin embargo, comparando está encuesta con la aplicada en abril, su agrado hacia el censo electoral tuvo una disminución en puntos porcentuales, mientras que los puntos de Gálvez fueron en ascenso.

 

Claudia Sheinbaum es una mexicana de origen judío, ya que sus cuatro abuelos migraron de Lituania y Bulgaria, sin embargo, ella sostiene que el judaísmo es su ascendencia, más no su religión, ya que ella se considera una mujer de fe pero no religiosa.

El ser judío es un término bastante poroso, ya que dentro de la misma comunidad existen muchas definiciones hacia la identidad y religión como judío, siendo así que cada uno se identifica de una manera y se expresa sobre la religión a como lo aprendió y practico en su casa.

“Para algunos ser judío es nacer de madre judía, para otros de padre, para otros con que exista un abuelo judío. Entonces, hasta en términos de linaje o racialización hay muchos debates” – Tessy Schlosser, directora del centro de Documentación e Investigación Judío de México.

De acuerdo con Renee Dayan, directora de Tribuna Israelita, la comunidad judía de México establece una relación con cualquier autoridad mexicana, sin embargo, no apoya ni avala a un candidato o partido en particular como grupo. Lo que si se menciona, es que los judíos de México no perciben a Sheinbaum como parte de sí porque ella misma ha rechazado en múltiples ocasiones cualquier nexo con ellos.