aish-proloader-150

¿Qué es la Mezuzá?

La mezuzá es una de las Mitzvot más especiales del pueblo judío. De esta forma, es muy raro encontrar una casa o negocio que pertenezca a un judío y no tenga una mezuzá adjunta en su puerta, ya que es una expresión del vínculo profundo entre el judío y la Torá.

La mezuzá representa el símbolo de que existe una casa judía y recuerda constantemente al judío que tiene una misión en el mundo ya que, así como cuando ve un Sefer Torá le da un beso, de la misma forma cuando ve un mezuzá le da un beso, recordando que goza de la protección de D-os en todo momento.

Aun cuando existen varios significados, el propósito principal de la mezuzá es hacer que la santidad pueda residir en el hogar, ya que la mezuzá está escrita en un pergamino hecho con la piel de un animal Kosher, y tiene pasajes de la Torá, por lo que cuando un judío coloca una mezuzá en la puerta de su casa, coloca todo lo que hay dentro de ella bajo la protección de D-os, convirtiéndola de esta forma en un mini santuario del Creador.

La mezuzá se coloca en la puerta de cada habitación de la casa, excepto la del baño, una mezuzá colocada correctamente en las puertas protege a los habitantes, sin embargo, cuando se coloca de forma incorrecta o no Kosher, la santidad y protección desaparecen.

La revisión de la mezuzá se debe de hacer paulatinamente, o al menos dos veces cada siete años, para que un escriba calificado se asegure de que esta correcta y cumple con la Mitzvá.

La Mitzvá habla claramente sobre cómo el templo o los centros de estudio no son los únicos lugares sagrados para el judaísmo, sino que cada casa o negocio de judíos se convierte en un mini santuario y una morada de D-os.

 

Para colocar la mezuzá en la puerta se debe de pronunciar la siguiente Berajá:

“Baruch Ata Adonai Elohenu Melech Haolam Asher Kideshanu Bemitsvotav Vetsivanu Likboa Mezuzah”

Si se coloca más de una al mismo tiempo, solo se debe de pronunciar una bendición, y se debe de colocar de forma inclinada en la parte superior hacia el interior de la habitación, a la derecha de la puerta, en dirección a la entrada. Así mismo, debe de estar en la parte inferior del tercio superior de la altura de la puerta en el marco exterior de la puerta.