aish-proloader-150

Ultraortodoxos en contra de fin de exención militar en Israel

Desde que el Estado de Israel se creó, los ultraortodoxos han logrado evitar el servicio militar obligatorio gracias a una exención que se estipuló a su favor, sin embargo, un nuevo fallo del Tribunal Supremo puso fin a su exención militar, a lo que se opusieron fervientemente.

Un indignado joven israelí estadounidense entrevistado se mostró en contra del nuevo fallo, argumentando que el gobierno quiere alejarlos del judaísmo, y no los necesitan en el Ejército, sino que su objetivo es convertirlos en personas seculares.

En el epicentro de los judíos ultraortodoxos en Jerusalén, el barrio de Mea Shearim, se llevó a cabo una protesta convocada contra el fallo, en esta se argumentaba que ellos servían a D-os estudiando Torá, y que era su manera correcta de vivir, incitando a todos a manifestarse para no permitir que la Corte Suprema los aleje de su vida.

Desde 1948 en la creación del Estado, los ultraortodoxos obtuvieron una disposición temporal que se aprobó para ellos, y que en estos últimos años los diferentes gobiernos israelíes han ido renovando.

La justicia israelí había cuestionado en varias ocasiones la disposición por considerar que violaba el principio de igualdad de la ley básica israelí; sin embargo, por unanimidad el Tribunal tomó la decisión histórica de tomar el fallo en contra de la disposición, argumentando que no existe una base legal para excluir a los hombres ultraortodoxos del reclutamiento.

Por si fuera poco, esta decisión dividió aún más a la sociedad civil y a algunos políticos, poniendo en encrucijada el apoyo al gobierno del primer ministro israelí Benjamín Netanyahu, ya que nadie escondió su enfado y varios militantes de su gobierno demandaron poner fin a este fallo, devolviéndole el privilegio a los ultraortodoxos.

De acuerdo con analistas, este fallo se puede considerar una bomba de tiempo en una sociedad que de por sí ya estaba polarizada, insinuando que el actual Gobierno y gabinetes creados desde el inicio de la guerra podrían romperse en cualquier momento.